logo diario


Reunión en el Instituto Patria
Cristina Kirchner y el Movimiento Evita fumaron la pipa de la paz
Dejando de lado el distanciamiento ocurrido tras la derrota de 2015, Cristina Kirchner y el Movimiento Evita volvieron a acercar posiciones y se reunieron para consensuar estrategias y trabajar juntos de cara a 2019.

eldiariodecatamarca.comeldiariodecatamarca.com


Tras el quiebre del vínculo apenas consumada la derrota electoral de 2015, la expresidenta Cristina Kirchner recibió a la cúpula del Movimiento Evita en su despacho del Instituto Patria, donde cicatrizaron las heridas del pasado y se pusieron a disposición de un frente electoral común de cara al 2019.


En estricta reserva, el encuentro se desarrolló el miércoles pasado, y participó el doble comando de la organización social integrado por Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, además del jefe del bloque de diputados del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, y también el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, quien se mueve como operador para unir piezas dentro del rompecabezas panperonista. La presencia de Navarro era la que despertaba mayor zozobra, ya que se trata del jefe evitista que en su momento más tensó la cuerda con Cristina Kirchner, con filosas críticas a su modo de conducción política y selección de candidaturas.


“No dejaron macana por hacer”, “los domingos prefiero ver películas antes que ver un reportaje de Cristina”, fueron algunas de las bombas de Navarro que dinamitaron los puentes con el kirchnerismo, sumándose al hecho de que el Evita cerró filas con Florencio Randazzo en 2017, dividiendo el voto opositor, acción que el cristinismo más duro nunca terminó de perdonar y digerir.


Por su parte, todavía resuena el exabrupto de Cristina que registraron escuchas ilegales contra ella: “Los del Evita son una mala entraña total”, despotricó.


Sin embargo, en el encuentro en el Instituto Patria se evitaron los pases de factura sobre el pasado, y pasando de página, se selló un pacto de palabra para unir fuerzas contra el macrismo, sin repetir las divisiones del 2017, pudo saberse.


Desde el Evita, le ratificaron a Cristina que empujarán la precandidatura presidencial de Felipe Solá, el nuevo jefe del interbloque Red por Argentina que integran los diputados de la organización social, pero siempre en el marco de un frente común que también dará cobijo a otros postulantes.


Cuando uno de los participantes del encuentro osó tantear a la actual senadora y líder de Unidad Ciudadana sobre una eventual candidatura presidencial de ella, se encontró con una muralla: la ex jefa de Estado puso su mejor cara de póker, evitando dar pista alguna sobre su juego.


De todos modos, desde los dos lados hubo un acuerdo explícito de que las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias es el mejor esquema para dirimir las candidaturas entre fuerzas políticas del mismo frente.


En ese marco, según uno de los participantes del cónclave, Grosso aprovechó para sugerirle a Cristina que para la integración de las listas definitivas de la coalición se utilice el sistema proporcional D’Hont, con el objetivo de facilitar las alianzas, dando lugar a una mayor representación de la diversidad.


Sucede que con el sistema que venía utilizándose, el que ganaba la interna se llevaba los primeros tres lugares de la lista, el que acababa en segundo término se garantizaba el cuarto lugar de la nómina, pero el resto de las listas quedaban huérfanas de representación. Las fuentes consultadas aseguraron que la exmandataria, quien por su peso específico retendrá una influencia decisiva en la ingeniería electoral del “Frente Patriótico”, tomó nota de la sugerencia del joven diputado del Evita.


Los representantes de la organización social también subrayaron la importancia de empoderar en un eventual futuro gobierno el rol de la economía popular, un aspecto que el líder de la CTEP, Juan Grabois -quien se reúne con Cristina Kirchner cada dos semanas- también le insiste de manera obsesiva.


La relación entre el dirigente social cercano al Papa Francisco, quien acaba de lanzar su frente Patria Grande, y el Movimiento Evita, sigue siendo bastante fluida, aunque los separa la candidatura de Cristina.


Mientras que Grabois reclama la candidatura de la ex jefa de Estado por considerar que es la dirigente que más volumen electoral recoge en el universo opositor, el Evita insiste en que sacarla a la cancha a jugar sería funcional al objetivo de acumulación política de Cambiemos, que hace su partido a través de la polarización entre “el presente de cambio” y “el pasado de corrupción”.

Fuente:DiarioPopular

 

 SE ESTÁ LEYENDO AHORA 

clima

banner sq carteras 300x250

banner direcciones del valle 300x250

banner criterio new 300x200

banner la isla cafe

banner laislafm

banner neumaticos valle institucional

banner missing children caras

banner don rojas septiembre 2018

banner aguas catamarca 300x286

banner senado


 

 

 



 


 


 

 

 

 



 

logo laisla

Año XIII | Copyright 2005-2018 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
Oficinas Comerciales y periodística: Sarmiento 581 - 2º Piso "A"| Tel.: 0383-4425626
Redacción: E-Mail info@eldiariodecatamarca.com.ar
Departamento Comercial: E-Mail publicidad@eldiariodecatamarca.com.ar