logo diario catamarca

 
 

01-criterio-new
01-la-isla


Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Enlaces web

titular tecnologia

El Frente para la Victoria creció hasta en un bastión que siempre fue radical

jose alsina alcobertPor José Alsina Alcobert
Martes 25 de Octubre de 2011

 

 

El Frente para la Victoria creció hasta en un bastión que siempre fue radical

En menos de 7 meses, el Frente Cívico y Social, cuyo principal partido es la UCR, dilapidó su caudal electoral en forma catastrófica al punto tal que el Frente para la Victoria extendió su diferencia con el actual frente gobernante en más de 35 mil sufragios en la capital catamarqueña.

Los resultados electorales del último domingo dieron una muestra de que el FCyS se encuentra en un estado de dispersión y atomización de adhesiones. Indudablemente, los candidatos son responsables de la debacle en la que se encuentra la otrora máquina de ganar elecciones.

Es que durante 20 años, salvo la caída en octubre de 2005, la oposición no había podido aventajar en las urnas a las propuestas electorales que presentaba la coalición cuyo principal partido es la UCR.

El Frente Cívico en 20 años solo presentó tres candidatos a gobernador: Arnoldo Castillo, en 1991 y por otro período más hasta 1999, en que su hijo Oscar fue candidato y gobernador hasta el 2003, cuando Eduardo Brizuela del Moral ganó los comicios de agosto de ese año y, posteriormente, en el 2007 en alianza con el FV volvió a postular y ser ungido junto a Lucia Corpacci en la gobernación, pero tras el incumplimiento de pactos sellados en tiempos preelectorales, el FV se alejó y Corpacci renunció, dejando vacante el sillón de segunda autoridad en manos de una radical del riñón de Brizuela.

Tras ello, sin mirar el resto de los partidos, la UCR prácticamente se presentó sola en las elecciones de marzo de este año, con una fórmula boina blanca que desalentó a propios y exógenos. Posteriormente, tras esa catastrófica derrota y luego de que el oficialismo partidario cuestionara por años la figura del intendente chacarero Gustavo “El Gallo” Jalile, se le brindó apoyo para que se impusiera en las primarias de agosto anticipando una derrota cantada en octubre.

Es así que los números, que en realidad son sufragios, pero que esencialmente son personas que renegaron de los errores ministeriales de secretarios de estado que están citados por la justicia, retiraron el apoyo y la confianza a un gobierno y sus proyecciones, trasladando el espaldarazo al Frente para la Victoria y sus candidatos, quienes ahora tendrán la sagrada misión de cautivar a la mayoría de los catamarqueños con acciones de profilaxis en salud, atención en salud, cultura, educación, viviendas, desarrollo en el campo laboral, más la esperada solución a la creciente inseguridad, que ha ganado las calles amedrentando a su gente.

 

banner el diariodecatamarca 300x200

         
   


logolaislaAño XII | Copyright 2005-2017 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
Oficinas Comerciales y periodística: Sarmiento 581 - 2º Piso "A"| Tel.: 0383-4425626