logo diario catamarca

 
 

01-criterio-new
01-la-isla


Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Enlaces web

titular tecnologia

Los ediles de la capital, en contra de los ciudadanos

jose alsina alcobertPor José Alsina Alcobert
Martes 12 de julio de 2011

 

 

Los ediles de la capital, en contra de los ciudadanos

Nadie que se precie de entender el rol político que juega cada acción de un gobernante, intendente, legislador o concejal, y el impacto que dicha acción tendrá en la sociedad, podría encontrarle explicación certera a lo que ediles del Concejo Deliberante de San Fernando del Valle de Catamarca se proponen al, prácticamente, perdonarle la deuda que la poderosa empresa de televisión por cable Súpercanal tiene con la municipalidad capitalina.

Resulta, que Supercanal acumula una deuda generada por ocupación del espacio aéreo con la Municipalidad de San Fernando del Valle, que actualmente asciende a poco menos de 7 millones de pesos, crédito a favor de la comuna, que desde hace dos períodos conduce Ricardo Guzmán, quien a su vez resulta ser el principal impulsor de permitir el pago por parte de SC mediante la instalación de cámaras de vigilancia en la vía pública, de lo que, de llevarse a la práctica, sería la peor canallada que recordarán los capitalinos del intendente, cuyo mandato fenece el próximo 10 de diciembre.

La empresa foránea en cuestión, que es de capitales mendocinos y se extiende por casi todo el país con su pésimo servicio y, en el caso de Catamarca, ejerciendo un poder monopólico, permitido principalmente por la intendencia, recibió un despacho en mayoría de los genuflexos ediles del Frente Cívico, integrantes de la comisión de Gobierno y Peticiones, que preside Pablo Herrera, con ello la venia bajo los argumentos más rebuscados, como que uno de los objetivos del convenio está dirigido a "evitar poner en riesgo la continuidad empresarial de la firma, de tal suerte que la actualización de la deuda mantenida y la aplicación de los criterios aceptados implicaría la colocación de la firma en un grave compromiso financiero". En este sentido, los concejales expresan su “temor a la apertura de un concurso preventivo, que ponga en riesgo a la empresa y al interés de la comuna”. Nada más desacertado, ya que esta empresa factura mensualmente la friolera suma de $ 2.300.000, o sea, la tercera parte de lo que actualmente adeuda SC a la Municipalidad, y que irresponsablemente el jefe comunal, con el acompañamiento de los ediles, pretende “aliviar” lo que la “cablera” tendría que haber pagado desde hace ocho años religiosamente, como lo hace doña Rosa, con su magro haber de jubilada.

¿A quién le puede importar si a Supercanal le falla el ardí pergeñado -vaya a saber desde que despacho-?, o acaso a los concejales, cada vez que aprobaron una moratoria de esa, estaban excluidos, quienes como Súper Canal adeudaban la tan abultada suma. ¡No!. Súper Canal estaba incluida entre las empresas, los comercios y los grandes y pequeños contribuyentes.

Nos imaginemos: ¿Qué hubiera sucedido si un vecino debiera el 10% de esa suma?, ya habría sido intimado por fiscalía y, como para el común de los contribuyentes de la capital, “paga o no tiene salida”.

Entonces, ¿por qué el catamarqueño no, pero Súper canal sí?. Entiéndase, Supercanal factura más de dos millones de pesos mensuales y el mantenimiento, en el que se incluyen empleados, no supera los trescientos mil pesos mensuales, lo que significa que casi dos millones de pesos salen de Catamarca hacia Mendoza para engrosar la capacidad económica y financiera de una empresa foránea. Entonces, ¿de qué estado de “potencial quiebra” hablan los ediles para hacer semejantes aseveraciones? ¿Acaso recurrieron a los movimientos bancarios, administrativos y contables de Súper Canal para fundamentar?.

Señores concejales, Uds., al aprobar una ordenanza favoreciendo el pago de la manera más dócil por parte de Súper Canal, están dándole la espalda a quienes, amén de haberlos ungido en un cuarto oscuro con la intención de que sean sus representantes, son también ciudadanos que -en muchos casos- viven en el Barrio Centro, Alcira Sur, las 500 Viviendas, Villa Cubas, las 1.000 Viviendas, etcétera, y mensualmente se llegan hasta las oficinas de Súper Canal para abonar el servicio, caso contrario “le cortan el cable”, les genera una deuda, que de no abonarse, quedan afectados en el Veraz, perdiendo también la posibilidad de otros créditos. En tanto Uds. buscan condonar una deuda de un importante contribuyente, importante no por cumplir, sino por deudor, y justamente de la comuna, que le pertenece a todos los habitantes, porque, de no cobrarse esta deuda, habrá menos plazas arboladas, menos cordones cunetas, menos asfalto, es decir, habrá cámaras, pero menos luz.

 

banner el diariodecatamarca 300x200

banner gobierno 300x250

         
   


logolaislaAño XII | Copyright 2005-2017 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
Oficinas Comerciales y periodística: Sarmiento 581 - 2º Piso "A"| Tel.: 0383-4425626