logo diario catamarca

 
 

01-criterio-new
01-la-isla


Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Enlaces web

Espectáculos
DC apuesta todos sus superhéroes en la batalla por el dominio de la taquilla global
Con La liga de la justicia, el estudio busca capitalizar el gran éxito de La Mujer Maravilla para asegurar su futuro y relanza su universo cinematográfico bajo las órdenes y el toque ligero de Joss Whedon, reclutado de Marvel, su gran rival

DC-2

En el mundo de los superhéroes, la "grieta" se manifiesta en la antinomia Marvel vs. DC, aunque, como suele suceder, los productos de ambas compañías no son tan distintos y sus diferencias son mucho menores que las que pueden existir entre cualquiera de ellos y los de una compañía independiente.

DC -al principio se llamaba Detective Comics- originó el concepto del superhéroe en la década del 30, con la creación de Superman a manos de Jerry Siegel y Joe Shuster. Marvel surgió poco después, a principio de los años 40 (entonces Timely Comics), y su primer gran éxito fue el Capitán América, de Joe Simon y Jack Kirby. Este período es conocido como la "era dorada" del cómic y estuvo dominado por los personajes de DC, que incorporó a Batman, la Mujer Maravilla, Flash, Linterna Verde, Aquaman y otros a su repertorio de seres superpoderosos vestidos con calzas.

El fervor patriótico provocado por el ingreso de los Estados Unidos en la Segunda Guerra impulsó el éxito de estos personajes (y también los de Marvel, como el mencionado Capitán América, Namor o La Antorcha Humana), que venían a representar, en una metáfora bastante transparente, el poderío imbatible de su nación.

La Guerra Fría supo enfriar esta pasión, que recién se volvería a encender en la década del 60, ahora conocida como la "era plateada" del cómic. En un movimiento pendular que seguramente se repetirá, este período estuvo dominado por personajes de Marvel, como los Cuatro Fantásticos, de Stan Lee y Jack Kirby, o El Hombre Araña, de Lee y Steve Ditko. Es que como representación de los Estados Unidos, Superman (quien, paradójicamente y más aun en la era Trump, es un alienígena, aunque educado en los más inalterables valores del medioeste norteamericano) no podía tener debilidades ni fallas de carácter. Por el contrario, bajo la tutela de Lee, los personajes de Marvel encontraron el lado humano de los superhéroes: sus creaciones son freaks, tienen dones especiales, pero siempre pagan un precio por ellos. Como tales, resultaron una condensación ideal de las ansiedades y fantasías de sus lectores adolescentes.

DC volvió a ganar preponderancia cuando se expandió al cine con los primeros films de Superman con Christopher Reeve y luego, tras ser adquirida por Warner, con la franquicia de Batman a cargo de Tim Burton. Pero Marvel tomó la antorcha, digamos, cuando decidió volcarse al cine.

Copio a los mejores

Es que desde sus inicios, cada una de las dos compañías va replicando, como en espejo, las jugadas exitosas de la otra. La primera en crear un "universo" particular fue DC: en 1961, el guionista Gardner Fox tuvo la idea de hacer pasar a Flash a una dimensión paralela, llamada Tierra 2, donde vivían los superhéroes de la década del 30, en un intento de crear una continuidad lógica y armonizar las versiones de los personajes de la "edad dorada" con las de la "edad plateada", ya que estos no habían envejecido ni parecían tener recuerdos de sus acciones de veinte años atrás. Pronto la idea se desmadró, porque empezaron a aparecer incontables dimensiones paralelas que hicieron del "universo DC" un lugar deliciosamente entreverado e incoherente. El universo de Marvel no estaba menos complicado, aunque tenía una única deidad vigilante, Stan Lee, que se aseguraba al menos un velo de orden y lógica interna.

En el cine, esta jugada fue repetida por el productor y luego jefe de Marvel Studios, Kevin Feige, quien creó el Universo Cinemático de Marvel, una continuidad narrativa en la que coexisten buena parte de los títulos protagonizados por los personajes de la compañía (aunque no todos, porque los X-Men y El Hombre Araña fueron licenciados a otras empresas; el segundo ya ingresó en el UCM y los primeros pueden hacerlo si progresan las rumoreadas negociaciones entre Fox y Disney).

El Universo Marvel es la franquicia más exitosa de la historia del cine en términos económicos: sus 17 títulos se acercan a los 15.000 millones de dólares de recaudación total, con un promedio de 700 millones por film. Las dos películas de Los Vengadores, escritas y dirigidas por Joss Whedon, rondan los 1500 millones de recaudación y se ubican cómodamente en el top 10 de las películas más vistas de la historia.

DC va muy a la zaga de Marvel en este plano. Sus films, incluidos El hombre de acero y Batman vs. Superman, ambos de Zack Snyder, decepcionaron tanto a nivel económico como ante la crítica y las expectativas del público. A la fecha, el único de los films recientes de DC que fue visto como un triunfo fue La Mujer Maravilla, dirigido por Patty Jenkins. Pero ahora fue DC la que replicó el movimiento de Marvel y reorganizó su universo fílmico. Los tres films mencionados integran el recientemente bautizado Universo Expandido de DC, al que el jueves se sumará La Liga de la Justicia, es decir: sus propios Vengadores.

En esta larga historia de estrategias duplicadas, DC recientemente se agenció al arma secreta de Marvel: el propio Whedon, el auteur de Los Vengadores, que se incorporó a la producción de La Liga de la Justicia como coguionista y correalizador. El director original de la película era Snyder, pero se retiró de la producción tras el suicidio de su hija adolescente. En medio de esas circunstancias trágicas, Whedon tomó las riendas del proyecto en lo que para los fans de los superhéroes es "el pase del año". Whedon será también una de las mentes que regirán la consolidación de este Universo Extendido de DC y, sobre todo, tendrá a su cargo la realización de Batichica, el intento de retener para futuros films el interés generado por La Mujer Maravilla con otra chica superpoderosa.

La Liga de la Justicia encontrará a Batman, La Mujer Maravilla, Aquaman, Flash y Cyborg en un mundo sin Superman, quien en Batman vs. Superman se sacrificó para derrotar el imparable Doomsday.

Estos personajes y toda una mitología (la del "cuarto mundo", los "nuevos dioses" y el villano Darkseid) fueron imaginados por Jack Kirby en la década del 70, y son la incorporación más atractiva a su universo desde los personajes originales. Sin embargo, hasta la fecha, permanecieron inexplicablemente olvidados. En el movimiento pendular de éxitos y fracasos, de imitaciones y reciclajes, tras el triunfo inapelable de Marvel, ahora, con una ayudita de Whedon y Kirby, tal vez llegue el momento de DC.

Batman

Primera aparición: 1939, en Detective Comics 27, creado por Bob Kane y Bill Finger.

Especie: humano.

Álter Ego: Bruce Wayne, millonario filántropo.

Habilidades: Fue definido por el guionista Grant Morrison como "el hombre más peligroso del mundo", aunque no tiene dones sobrehumanos, más allá de su insondable voluntad y su inteligencia. Utiliza armamento de última generación y domina artes marciales desconocidas.

Debut en el cine: Batman (1989), dirigida por Tim Burton, con Michael Keaton en el rol principal y Jack Nicholson como El Guasón.

Versiones más celebres: El Batman pop de la serie televisiva protagonizada a fines de los 60 por Adam West es uno de los más recordados. El dibujante y guionista Frank Miller lo reinventó en la historieta de los 80 casi como el reverso de ese personaje: Miller creó el Batman actual, oscuro y torturado que Christopher Nolan llevó al cine.

Mujer Maravilla

Primera aparición: 1941, en All Star Comics 8, creada por William Moulton Marston.

Especie: semidiosa.

Álter Ego: Diana Prince. En los cómics, agente del gobierno; en los films de Zack Snyder, curadora del Louvre.

Habilidades: Posee los dones de los dioses griegos, ya que es hija de Zeus y la reina de las amazonas, Hipólita. Estos incluyen fuerza sobrehumana, gran velocidad y eterna juventud. En algunas versiones puede volar y en otras tiene un avión invisible. Tiene brazaletes indestructibles y un lazo que obliga a decir la verdad a quien lo toque. En la versión cinematográfica, donde es interpretada por Gal Gadot, incorporó una espada.

Debut en el cine: Batman vs. Superman (2016) y luego en La mujer maravilla (2017), donde se narran sus orígenes y cómo abandonó Themyscira.

Versiones más celebres: La inolvidable serie de televisión de los años 70, protagonizada por Linda Carter y una serie de atuendos extraordinarios.

Flash

Primera aparición: 1940, en Flash Comics 1, creado por Garder Fox y Harry Lampert.

Especie: superhumano.

Álter Egos: Jay Garrick, Barry Allen, Wally West y Bart Allen, dependiendo de la versión.

Habilidades: Puede moverse a velocidad sobrehumana, a veces superior a la velocidad de la luz. También puede cambiar la vibración de las moléculas de su cuerpo para transportarse a dimensiones paralelas o viajar hacia atrás en el tiempo.

Debut en el cine: Batman vs. Superman (2016).

Versiones más celebres: Barry Allen es el Flash más popular y conocido. Es un científico forense que, mientras trabajaba en su laboratorio, quedó accidentalmente cubierto por sustancias químicas luego de que un rayo caiga en el lugar. Este accidente le otorgó sus poderes. Este es el personaje retomado por la serie Flash (2014), protagonizada por Grant Gustin, y la encarnación que da vida Ezra Miller en la película de Snyder-Whedon.

Aquaman

Primera aparición: 1941, en More Fun Comics 73, creado por Mort Weisinger y Paul Norris

Especie: atlante.

Álter ego: Arthur Curry.

Debut en el cine: Batman vs. Superman: el origen de la justicia (2016).

Habilidades: Tiene fuerza sobrehumana. Puede sobrevivir indefinidamente bajo el agua, ya que tiene la capacidad de respirar en ese elemento y nadar a gran velocidad. Es capaz de comunicarse con animales marinos.

Versiones más célebres: En la serie Entourage, James Cameron dirigía una superproducción sobre el personaje, protagonizado por Adrian Grenier, pero nunca llegamos a verlo. Jason Momoa, conocido por su trabajo en la serie Game of Thrones, seguramente se convertirá en la versión estándar del personaje. La liga de la justicia presentará algunos de los personajes secundarios y líneas argumentales del film que lo tendrán como protagonista, que se estrenará en 2018.

Cyborg

Primera aparición: 1980, en DC Comics Presents 26, creado por Marv Wolfman y George Perez.

Especie: cyborg.

Álter Ego: Victor Stone.

Debut en el cine: Batman vs. Superman: el origen de la justicia (2016).

Habilidades: Dado que grandes partes de su cuerpo fueron reemplazadas por piezas mecánicas de próxima generación tras un accidente, Cyborg tiene habilidades sobrehumanas, como fuerza extraordinaria y gran velocidad. Su ojo le permite ver un espectro de radiación mucho más amplio que el humano.

Versiones más celebres: Apareció en varias versiones animadas, la más popular actualmente es Los jóvenes titanes. Su primera aparición como personaje de carne y hueso (es un decir) fue en Smallville. En La liga de la justicia lo interpreta Ray Fisher. Si bien se anunció que tendría su propia película para explorar sus orígenes, con fecha de estreno en 2020, el proyecto no ha tenido avances.

Fuente: La Nacion

 

banner la isla cafe

banner popeye mayorista

banner la isla fm 300x250

banner aguas catamarca 300x286
banner gobierno mi bingo

         
   


logolaislaAño XII | Copyright 2005-2017 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
Oficinas Comerciales y periodística: Sarmiento 581 - 2º Piso "A"| Tel.: 0383-4425626
Redacción: E-Mail info@eldiariodecatamarca.com.ar  | Departamento Comercial: E-Mail publicidad@eldiariodecatamarca.com.ar